El senderismo, una actividad para todos

El senderismo, una actividad para todos

18 octubre, 2019 Desactivado Por archeotuscia

Algo más delicioso que hacer un café con cápsulas de café, hacer senderismo. Para alguno pocos aún queda la duda de qué es esta actividad, para muchos se trata de una de las actividades al aire libre que cuenta con gran número de practicantes y ello se debe en gran medida a que no hay una edad para hacerlo, puede ser practicado por los más pequeños de la casa, al igual que quienes ya cruzaron la frontera de los 60. 

Dicha actividad tampoco tiene un impedimento para la condición física por lo que no te exige que seas un atleta. El senderismo puede ser practicado en cualquier localidad y para ello no se requiere de un equipo técnico especial, tampoco es relevante la temporada en que se realiza ya que puede ser en invierno o en verano, ello sin hacer alarde de los fabulosos beneficios que aporta al organismo, razón por la cual cada día son más los hombres y mujeres que se lanzan a patear caminos a través de toda la geografía española.

Tipos de senderismo

  1. Por el nivel de dificultad: esta actividad tiene la capacidad de adaptarse a toda condición física, con lo cual no requieres ser un verdadero atleta para ir tras él. Cabe destacar que dentro del senderismo se encuentran algunas ascensiones que pueden ser muy exigentes para alcanzar cumbres nevadas, estas no se encuentran al alcance de todos.
  2. De acuerdo al desnivel, la longitud de la ruta y las condiciones meteorológicas, también se puede clasificar en: Senderismo básico para principiantes o para quienes desean ir con niños mayores de 5 años. En este caso la ruta no suele ser mayor de 10 km, en ella se transitan valles, cauces de un ríos, o bien, a lo largo de una planicie. Seguidamente encontramos al Senderismo cuyo nivel es intermedio, y puede ser practicado por cualquier persona que se encuentre sana físicamente. Sus rutas constan de al menos 10 o más kilómetros y un desnivel de  tiene un desnivel que no supera los 500 m. Seguidamente, esta el Senderismo de alto nivel donde se salvan desniveles de más de 1.000 metros, con lo cual que no siempre el terreno transcurren por pistas y caminos marcados. Las distancias a recorrer suelen ser de unos 20-25 km pues la idea en muchos casos es coronar algún pico, en donde hace frío o quizás haya nieve, de manera que se requiere de una excelente condición física. Finalmente se nos presenta el Senderismo extremo en donde son abandonados los caminos que suelen ser sencillos para tomar rutas complicadas por rocas en los que se pone a prueba toda la resistencia, equilibrio y la habilidad con que de la persona lo practica.
  3. Por la época del año: evidentemente no será igual hacer senderismo en primavera o verano, que durante el rudo invierno. Con lo cual también existen formas de clasificarlo. La primera se trata de Senderismo estival que se realiza cuando reina el buen tiempo y condiciona los material y la ropa a usar, además de abundante agua en tu mochila.  También encontramos el Senderismo invernal que se realiza cuando aparece el frío, la nieve o la lluvia, para practicarlo se debe estar totalmente preparado ya que no solo es importante la ropa, sino poder transpirar.